Solo lo multi-sensorial sobrevivirá: 5 motivos de peso

talk-752x535

Ahí va un alegato en favor de un uso más consciente del sonido en la construcción de una identidad de marca. La identidad sonora de una marca debería ser elaborada y gestionada con la misma disciplina y cuidado que su identidad gráfica. Veamos por qué:

1 . Prestamos menos atención.

Con la aparición de las redes sociales y los dispositivos móviles, nuestro promedio de tiempo de atención ha disminuido un 40%, de 12 a 8 segundos entre el año 2000 y el año 2012. Según la escritora y consultora Linda Stone sufrimos un síndrome de “atención parcial continua”. Una marca necesita más que nunca hacer uso de todas las herramientas del kit para llegar al cliente atravesando todas las distracciones. Las marcas más importantes han tomado ya consciencia de los sonidos que emiten en sus puntos de contacto. Es lógico: El sonido es directo y perdurable. Incorpora significado, acentúa las emociones y permanece en la memoria.

Al vincular el logotipo visual de una marca con un logotipo sonoro, no solamente logramos que sea el doble de reconocible o memorable, sino que ambos logotipos se multiplican entre sí. Si tu marca cuenta con una identidad sonora distintiva, los clientes la interiorizarán incluso con los ojos cerrados o sin estar delante de la pantalla.

2. Todo Media aparecido en las últimas dos décadas incorpora audio

La experiencia multimedia o va acompañada de audio o no va. Muchas marcas, sin embargo, no parece que tengan muy clara su importancia. Gastan fortunas en sus identidades visuales y demasiado a menudo dejan sus expresiones sonoras en manos de las agencias que crean sus vídeos, sus músicas de espera telefónica, sus anuncios o sus eventos.

Por lo general, esto se traduce en un revoltijo muy poco beneficioso para la percepción de marca. De la misma manera que tu marca tiene una identidad visual, debe contar con una identidad sonora única e original que incorpore y refleje sus valores, personalidad y aspiraciones. Responsables de marketing: Apuesto a que vuestra marca dispone de un
detallado manual de estilo visual, pero no estoy tan seguro de que cuente con su correspondiente manual sonoro.

3. La proliferación de dispositivos lleva a una confusión de la marca

Para estar abierto a una relación duradera contigo, el cliente tiene que saber bien quién eres y como te expresas. Los tiempos cambian rápido. Hoy en día hay muchas más formas y canales por los que el cliente puede encontrarte.Una manera de ser verdaderamente reconocible es asegurarte de que tu territorio sonoro es consistente (sin ser innecesariamente repetitivo) a través de todos los puntos de interacción de la marca con el cliente. ¿La música de espera en el teléfono habla por ella? ¿incorpora sus atributos?

¿y si la marca pudiera proporcionar a sus clientes loops de música de marca libres de derechos para la creación de sus vídeos?

4. Las marcas deben ofrecer una experiencia

Las experiencias más memorables estimulan la vista, el oído y el olfato. Esto es importante para esas marcas que tienen que luchar para sacar a la gente de sus hogares cada vez más conectados y entretenidos. Tiendas, hoteles, restaurantes y agencias de viajes tienen que utilizar más que nunca todos sus recursos para dar a la gente una buena razón para que salgan de sus casas. Le preguntaría a un comerciante: ¿Cuando alguien cruza el umbral de tu establecimiento, experimenta una transición desde el mundo exterior a tu universo especial y único? ¿Es recibido con un tapiz sonoro distintivo que comunica de forma sutil dónde se está adentrando? Cuando llegamos a los vestíbulos de las estaciones de metro, bancos o supermercados la única transición suele ser el frío “beep, beep beep” de sus cajeros y los ruidos metálicos de sus puertas automáticas. ¿Y si en lugar de eso se pudiera escuchar un sonido original, representativo, significativo y memorable?

5. Entornos visuales apabullantes

Vivimos en un mundo opresivo que es abrumadoramente visual. Los consumidores de hoy experimentan un bombardeo visual a cada paso, en consecuencia, gran parte de ello no va a poder ser asimilado. El olor y la música proporcionan memorables e intensas maneras de conectar. Y una marca puede golpear ligeramente en esos sentidos, incluso cuando el cliente esté mirando otra cosa. Conduciendo, por ejemplo. Uno puede cerrar los ojos pero nunca los oídos!

Conclusión:

Mientras que nuestra atención continua reduciéndose, los consumidores combatimos el exceso de estimulación visual fijándonos cada vez menos en lo que ocurre a nuestro alrededor. La ventaja competitiva será para aquellas iniciativas que utilicen estratégicamente audio branding no sólo para captar la atención del consumidor, sino también para subrayar su posicionamiento y hacer hincapié en el papel que juega la marca en la vida del cliente.

Ramon Vives es Director Ejecutivo de Sixième Son Spain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s